CIERRES DE SEGURIDAD EXTERIORES

Este tipo de cierres o antirrobos son los más utilizados por los profesionales del transporte, y en los últimos tiempos también está siendo instalado en las furgonetas de los autónomos que quieren proteger las herramientas que están en su vehículo, mientras realizan su trabajo.


El principal motivo por el que estos profesionales prefieren el cierre de seguridad exterior frente al interior, es para que el ladrón sepa con antelación que la furgoneta está protegida, y que si intenta robar sus herramientas, le va a costar tiempo y esfuerzo.


El uso de un cierre exterior, además de ser visible, atrae la mayor parte de los golpes y del ataque, reduciéndose de esta forma los daños en la carrocería del vehículo. No decimos que no se vayan a producir daños en la furgoneta ante un ataque, pero si que serán menores que si el cierre de seguridad fuera interior, ya que primero hay que abrir el cierre exterior y si se consigue, hay que abrir la furgoneta.


Nuestras Propuestas